Teléfonos Contacto (2): 2196162 - 2197839 - 2192278 - 2190898
 

DILIA DE JESUS BEDOYA, LA ABUELITA BACHILLER 2017

Bachiller 2017 jornada dominical

Bachiller 2017 jornada dominical

Dilia de Jesús Bedoya, de 87 años de edad, recibirá este próximo sábado 9 de septiembre el título de Bachiller Académico de la jornada dominical. Oriunda del municipio de  Andes, Antioquia, se trasladó a vivir a Trujillo, Valle, donde vivió hasta el año 2009, para radicarse definitivamente en nuestro municipio Sevilla. Viuda desde hace 12 años, es madre de 4 hijos quienes residen en el municipio de Trujillo.

Debido a múltiples inconvenientes e indecisiones nunca estudió. Pero la necesidad de afrontar dificultades de tipo académico, especialmente la incapacidad de entender las letras, la motivaba cada vez más a aprender a leer.

Tuve la oportunidad de hablar con doña Dilia y en una corta charla pude apreciar su carácter humilde y de ánimos callados. A la pregunta – ¿Qué le motivó estudiar en esta época? Ella responde con una dulce y maternal voz  – Tantas cosas… tantas cosas… me daba pesar echar la firma y no la sabía echar… no sabía leer. Iba a sacar una boleta para la remesa, no sabía sacarla… iba a sacar una carta o una boleta, pues tampoco… pues… no sé si usted me va a creer pero llegué a entrar a una iglesia ministerial de Jesucristo… y fue muy bonito… muy hermoso… allí Dios me habló… me dio una profecía y me dijo… tienes que capacitarte… Capacitarme eran los estudios, que siguiera los estudios, que eran necesarios…”

- Hace una leve pausa, se aclara la garganta y continúa diciendo: – No sé si usted me creerá, pero esto me pasó. Entonces yo por obedecerle a ese Dios grande de poder que conocí en esa iglesia, me dentré a esos estudios… pero era aburrida, con deseos de salirme y Él me daba profecías y me decía siga adelante que yo te ayudaré, yo te voy a ayudar… yo te voy a respaldar… me dijo muchas cosas… muchas cosas hermosas y entonces por el amor a Él seguí… seguí hasta que llegué a donde llegué…”.

Doña Dilia es un ejemplo de perseverancia y ganas de superación. Ha asistido cada domingo sin falta, sacrificando su día de descanso para asistir a clases durante los últimos 4 años. Es un ejemplo de superación para todas las nuevas generaciones y para aquellos que por pequeños prejuicios no se atreven a estudiar.

Felicito a sus hijos por esa madre ejemplar y nos llena de orgullo el haber tenido entre nuestros estudiantes a tan fascinante mujer.

Por: John Diver

Dar click para escuchar el audio

 
 

Más Publicaciones en el Cuadro de Honor

 
 

Compartir esta publicación



 
 
 
 

Agregar un Comentario

requerido

requerido

opcional